Lorena se come el mundo, literalmente, es una persona que desde que la conozco siento profundo y sincero afecto por ella, es una mujer de bandera, libre y desprejuiciada, que no le hace nunca daño a nadie y ejerce su derecho a elegir la vida que ella quiere, sin preocuparse por el precio ético y moral que tiene que escuchar de mediocres que opinan sobre la libertad femenina.

Lorena tiene la samba en la sangre, ella no camina, ella baila, su piel canela y sus ojos profundos y eternos la definen acompañada por una sonrisa donde cabe el mundo entero, yo la elegí como modelo de Hõbe y ella fue muy muy feliz y lo sigue siendo. Ella ama la marca y lo proyecta en cada foto que hace, porque le pone mucho amor, entrega y pasión. Es una mujer libre y talentosa, llena de inquietudes y curiosidades con muchas ganas de dejar huellas bonitas a cada paso, y con una gran bondad que le sale por cada poro de su piel. Es un orgullo que forme siempre parte de mis #mujereshõbe.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.