En la antigüedad se usaban las joyas como muestra del poder del jefe de la tribu. Estas primeras joyas eran realizadas en hueso o piedra y, con el descubrimiento de los metales, fueron creándose joyas cada vez más únicas y con formas diferentes.

Las joyas de materiales más nobles indicaban las clases dominantes de las sociedades, además, solían enterrar al difunto con sus tesoros para demostrar su riqueza en la otra vida. En el artículo de hoy os contamos más acerca del arte de la joyería a lo largo de la historia.

Joyería egipcia:

La joyería egipcia desempeñó dos grandes funciones:

Por tanto, esta joyería se usaba como decoración y como talismán frente a los malos espíritus de esta vida y de la otra, ya que eran enterrados con sus posesiones porque pensaban que las necesitarían para su vida en el más allá.

Los egipcios empezaron a fabricar joyas debido a la gran extracción de metales preciosos de sus minas. Además del uso de piedras preciosas, también usaban oro y plata, siendo el oro la representación de poder, grandeza y belleza.

Las joyas más características eran los collares, los brazaletes y los pendientes. Dependiendo del diseño y el material en el que estuvieran fabricadas la sociedad sabía si eras de clase alta o no.

El sueño de todo joven de aquella época era de tener algún objeto de oro, para conseguir ser reconocido.

Joyería griega:

En la joyería griega, era frecuente el uso de joyas que respondían a la necesidad de adornarse. En esta cultura encontramos el uso de collares o gargantillas, pendientes, pulseras y anillos o sortijas. Durante las ceremonias, era frecuente el uso de diademas y cadenas o cinturones. Y en las vestimentas, se usaban fíbulas y alfileres, para sostener las prendas.

Los griegos fueron grandes diseñadores y artistas, y por tanto, les gustaba decorar sus joyas con motivos vegetales, animales o representando a sus héroes o dioses. Estos motivos se repiten tanto en gargantillas, diademas, pendientes, sortijas o anillos y pulseras.

Joyería romana:

La joyería romana destacó tanto por su valor artístico como por la riqueza en la utilización de una gran cantidad de materiales. Los romanos tuvieron acceso a una gran variedad de materiales y recursos naturales de los territorios que estaban bajo su dominio. Además, como buenos comerciantes, accedieron a exóticas piedras preciosas que venían del lejano oriente.

Las joyas más utilizadas, fueron broches, pulseras, pendientes, sortijas, botones y gargantillas entre otras. Los materiales utilizados para estas piezas fueron diversos, siendo el oro el metal más preciado. Además, también se usaron otros metales como la plata y el bronce.

Las piedras preciosas y las perlas también fueron muy apreciadas por la antigua civilización romana, encontrando así piezas generosamente adornadas con perlas, esmeraldas y otras piedras preciosas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.