La revolución de la sostenibilidad ya no solo está cambiando el mundo de la moda, sino también el de las joyas y la bisutería, una industria que busca ahora una segunda vida a desechos móviles o al famoso Tetra Brik de plástico, convirtiéndolos en piezas únicas y con conciencia.

La empresa Back Market, dedicada a la venta de tecnología usada, se ha aliado con el taller de joyería Nowa para sacar una colección especial que apuesta por la sostenibilidad con metales preciosos extraídos de teléfonos móviles reciclados para regalar por San Valentín.

«Queríamos prolongar la vida del teléfono produciendo piezas que fueran un detalle pequeño y asequible. Algo bonito y con un mensaje», ha explicado este jueves a Efe Blanca Marín, Brand Manager de Back Market en España, compañía que quiere concienciar sobre los hábitos de consumo.

La colección, que recibe el nombre de «G.OLD» cuenta con tres piezas: un colgante circular bañado en oro, una llave en plata y un colgante en plata, además todos ellos llevan un cordón ajustable.

Según recoge un estudio publicado por la Universidad de las Naciones Unidas, se prevé que la basura electrónica aumente un 8 por ciento cada año a nivel mundial. Además, se estima que solo un 20 por cien de estos desechos se recicla, aunque contengan materiales recuperables y de alto valor como el cobre o el oro. Por ello, para la elaboración de esta colección se han utilizado teléfonos de África que ya eran de segunda mano y que para evitar que se convirtieran en basura, han sido reciclados de forma responsable en Europa en forma de joyas.

«Tetra», así se llama la propuesta de bisutería de la firma Malababa. Un nombre que es un juego de palabras, ya que hace referencia al Tetra Brik, el mítico envase rectangular usado para conversar alimentos. Un objeto hecho a base de capas de cartón, aluminio y plástico y que resulta difícil de reciclar pero que desde Malababa le han encontrado una segunda vida. Entre las piezas, cien por cien de material reciclado, hay pendientes y colgantes que destacan por su variedad de tamaños y colores.

En la última Mercedes-Benz Fashion Week Madrid, Roberto Diz también subió a la pasarela complementos con mensaje, como unos pendientes grandes que incorporaban restos de «basura» con cables, botones o plásticos.

La sostenibilidad y la tendencia eco es algo que también se muestra en el Salón Internacional de la Bisutería y complementos que estos días se celebra en Ifema (Madrid).

Con propuestas innovadoras de firmas que buscan afianzar su compromiso con el Medio Ambiente y el futuro del planeta, como Testone Hoja que apuesta por transformar hojas recolectadas del suelo en auténticas piezas de joyería, o la marca Velatti que utiliza materiales naturales como conchas o perlas.

La sostenibilidad no solo puede ser una forma de cambiar la producción de una industria, sino también una oportunidad de crear a base de materiales desechados auténticas piezas de arte y de lujo.

(Con Info de la Agencia EFE)